jueves, 21 de febrero de 2013

Un ratito a pie y otro caminando

Hoy jueves, cuarto día de visitas, hemos aprovechado bien el día por ser el penúltimo de viaje y último de programa apretado. Hemos empezado por el barrio de la Défense, a las afueras de París, un barrio de oficinas en el que se encuentra "la Grande Arche", un arco que está alineado con los otros dos de París, el del Carroussel (Louvre) y el del Triunfo (Tour de Francia ;-)



 Al finallizar la visita de la Défense hemos cogido el metro para ir al Arco del Triunfo, origen de los Grands Boulevards, entre los que se encuentra los Campos Elíseos.






La llama al soldado desconocido. Nos hemos arrimado más que nada para calentarnos un poquito, porque hacía un fríooooooooooooo!!!!Brrrrrrr...

                                               
Por el subterráneo para llegar al interior del Arco.


El Arco de la Défense desde el Arco del Triunfo. Bonito, eh??


Al final de los Campos Elíseos hemos llegado a la Plaza de la Concorde, con su famoso obelisco.




Cruzando les Tuileries de camino al Louvre.


  El Arco del Carroussel, alineado con los dos anteriores.

                                     

La pirámide del Louvre.






Tras la visita al Louvre, donde hemos visto obras tan conocidas e importantes como la Gioconda, la Victoria de Samotracia, la Venus de Milo o el Escriba Sentado, hemos comido en la calle Rivoli en un restaurante llamado Pomme de Pain. Nuestros alumnos han practicado bastante pidiendo sus menús, tienen ya un acento...
Ya con la barriguita llena, aunque también con mucho frío, nos hemos encaminado a la catedral de Notre-Dame, situada en l'Île-de-la-Cité, una de las dos islas que el río Sena forma a su paso por París.
Dentro de la catedral estaban dando una misa que hemos supuesto que era de bendición de las campanas nuevas, porque las están cambiando.


                                               



Precioso rosetón del interior de la Catedral.



                                     

La parte posterior de Notre-Dame, el square du Vert Galant.

 Tras la visita de Notre-Dame hemos pasado por el Hotel de Ville (Ayuntamiento) de camino al Centro Pompidou (también llamado Beaubourg).



Hemos entrado un ratito en el Centro Pompidou básicamente para calentarnos un poquito, porque estábamos realmente pasmadossssssss!!!


Tras dejarles un ratito para hacer algunas compras (han acabado con las existencias de sudaderas de París), nos dirigimos a la Opéra Garnier, desde donde hemos cogido el metro para ir al self-service, cenar y volver al hotel.




En estos momentos los alumnos deben de estar haciendo las maletas para mañana, aunque se oye mucho trajín de aquí para allá... ¿será que están celebrando de estrangis el cumpleaños de Carlos? ¿tendremos que ir de ronda esta noche? La verdad es que se están portando muy bien y no han dado un ruido en las noches que llevamos aquí, ¡¡si es que lo hablan to de día!!

1 comentario:

  1. Menudo palizón de día.....temblando estoy yo!!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar